martes, 17 de enero de 2012

Los talentos ocultos salen a la luz

Más de 14.500 estudiantes de 6 y 12 años se someten a las pruebas de detección de altas capacidades intelectuales para evitar el fracaso escolar y potenciar sus habilidades.
 
 José tiene 12 años de edad, estudia primero de Secundaria en el instituto público Generalife y es uno de los ocho alumnos del centro que está sometiéndose estos días a pruebas psicopedagógicas para evaluar su capacidad intelectual. Él podría formar parte del 10% del alumnado que, según se estima, es superdotado o posee un talento especial en Andalucía. El orientador del centro, Juan Bullejos, lo ha sentado frente a él en una mesa y le interroga con unas fichas. En una de ellas aparece la palabra "corregir", precedida de "_n_en__r". José no tarda ni un segundo en decir "enmendar".

La agilidad mental es uno de los signos que alertan de la sobredotación intelectual, pero no el único. Hasta ahora, José podría haber pasado desapercibido entre sus compañeros y ser uno de los muchos jóvenes que acaban fracasando en los estudios sin causa aparente. Pero este curso la Consejería de Educación ha puesto en marcha el Plan de Altas Capacidades, cuya finalidad es detectar a estos estudiantes para estimularlos en sus habilidades, con el que tiene más probabilidades de triunfar en los estudios.

A principios de curso se activó la primera fase del plan de detección del alumnado, que consistía en el envío de cuestionarios a las familias y los tutores de más de 14.500 estudiantes granadinos de 6y 12 años, correspondientes a primero de Primaria y de Secundaria. "¿Es muy sensible a los sentimientos propios y ajenos" o "¿sorprende la cantidad de hechos que conoce?", son algunas de las preguntas que forman parte deltest de screening que tuvo que rellenar cada familia y profesor de estos alumnos.

En el IES Generalife fueron sondeados 113 jóvenes y en ocho de ellos se detectó serios indicios de alta capacidad, derivándolos a la siguiente fase del plan en el que se deben someter a un proceso de evaluación psicopedagógica, que acaba de comenzar ahora.

"Una de las novedades de este programa es que por primera vez se diferencian tres categorías: la de sobredotación, talento simple y talento complejo", explicó ayer la delegada de Educación, Ana Gámez, que acudió a supervisar el proceso en el instituto Generalife y reunirse con el equipo de orientación. "No podemos perder talento, porque eso sale muy caro al país. Debemos dar respuesta al 100% del alumnado", insistió.

Para concretar las características en las que sobresale el alumno, el orientador Bullejos asegura que necesita un mínimo de media hora para realizar las pruebas psicopedagógicas. Como si fuera el juego del ahorcado, José se somete a ejercicios que miden la riqueza de su vocabulario, en la que se intercalan consultas sencillas ("un color oscuro. ne_ro") con otras más complejas; y otras de matrices, de razonamiento lógico y abstracto.

Una vez superada esta fase, el orientador determinará las siguientes pruebas. Si quiere verificar su alta capacidad, le realizará el Test WISC, que mide propiamente el nivel intelectual del alumno. "Para que se considere un superdotado debe tener un percentil superior a 75", informa el profesional. En el caso de que el percentil sea superior a 80, se considerará un talento complejo y si es superior a 90, un talento simple. "Un alumno puede ser muy bueno en Ciencias, sin que destaque especialmente en una materia concreta, y no tener la misma capacidad para otras áreas, entonces suele ser considerado un talento complejo", explican fuentes de Educación. "Pero los hay que son fuera de serie en dibujo, por ejemplo, y no haber otra materia en la que despunte como en esa; en ese caso se les denomina talento simple", aclaran.

Para determinar el grado de creatividad del alumno se les evaluará mediante el test CREP y PIC; y para medir sus actitudes generales se someterán al BADyG.

Dependiendo de las capacidades del alumno, la respuesta educativa que proporcionará el sistema (el Plan cuenta con más de 4 millones de euros de inversión en Andalucía) y las medidas de apoyo incluirán el paso a un curso superior en los casos de sobredotación y el seguimiento de materias de niveles avanzados por parte del resto de alumnado con altas capacidades intelectuales. Para ello se incluye al alumnado en clases extraescolares (Profundiza, Estalmat) y en actividades que sirven de refuerzo y estímulo para sus estudios.

Fuente: Granada Hoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compartir